LA ACTITUD EN HEIWA DOJO

Cuando entramos en un DOJO, entramos en una atmósfera diferente, en el que nos trasportamos a otro tiempo, a un mundo de guerreros. En este espacio prima el respeto y la camaradería. No es un gimnasio, es un lugar de enseñanza donde el “EGO” queda fuera, educando y purificando cuerpo y alma. Nuestra actitud debe ser la de respeto, sinceridad y humildad. En el TATAMI ocupamos alternativamente los roles de agresor y agredido primando un autoconocimiento de nuestra propia agresividad, que vamos reconociendo según cuanto más conscientes nos volvemos a través de la práctica. Al final el trabajo deja de estar orientado para defenderse de otros y pasa a una práctica más interior de realización y autoconocimiento de uno mismo en una continua evolución personal.

Cada alumno tiene como premisa el compromiso de no utilizar jamás una técnica para herir o manifestar su “EGO”, al igual que no habrá un espíritu de competición sobre el TATAMI y cuidando de no ocasionar ninguna lesión, protegemos a nuestro compañero y nos protegemos nosotros.

 Escucharemos los consejos y observaciones de los mayores (alumnos de mayor graduación) , y todos participaremos en la creación de una atmósfera de compañerismo en armonía y respeto.

Cada persona tiene unas posibilidades a la hora de la práctica tanto físicas, de atención (trabajo mental), intensidad, ritmo, etc…, que deben ser respetadas.

 

MI DOJO (Experiencial)

 Era un día como otro cualquiera, cuando yo, uno de tantos otros de esos chicos, que se sienten incómodos en una época, que desearían haber vivido en otra, entré con un amigo en un lugar, donde todos los que allí habían eran compañeros y se ofrecían a serlo. Se sentía el calor y la fuerza de la unión, de ideales e ilusiones, un lugar que infundía una sensación de bienestar y aislamiento del tiempo y de la sociedad. Lo que allí se hacía, se sentía con una gran intensidad. Era como si no pasara el tiempo, como si no estuvieras en ningún lugar y estuvieras a la vez en el centro del mundo.

EL ORIGEN DE HEIWA
Su logo o dibujo describen la esencia de la escuela, un árbol que representa el enraizamiento a la tierra de donde todo nace, recordándonos nuestra conexión a la naturaleza. Bajar desde nuestra mente ruidosa, poner los pies en el suelo,  respirar y comenzar a caminar.
La palabra “HEIWA” significa paz en japonés.
 
 平 Hei;  Es el pictograma de una balanza equilibrada. Donde el radical sería el pictograma del mortero 干 para allanar y alisar el suelo.
Existe está explicación mucho más veraz y el carácter es en sí 干 una balanza, y su significado proviene de un carácter chino para "escudo" una arma de defensa, muy parecido a las antiguas balanzas, con sus dos "platillos". El carácter es muy apreciado en toda la cultura asiática como "símbolo" de paz y tranquilidad y sobre todo para la "justicia", viene de antaño, cuando tras las cosechas, cada vez que había que pesar (en especial el arroz), siempre se trataba de engañar el uno al otro, lo cual era muy habitual y había muchas disputas, y que terminaban en continuas peleas en los pesajes. Cuando el peso era justo no había trifurcas ni peleas y se imponía la razón. Por eso la justicia reprime al engaño y tranquiliza al engañado. Por ello es, que hasta en occidente, "la herramienta" de la justicia es la balanza.
 
和 Wa; paz, armonía // coordinación. Forma parte del verbo yawaragu; calmar, suavizar. En japonés se conjuga con otro carácter muy famoso el Ki y da paso a la palabra Waki; que significa armonía , donde la técnica debe contener siempre armonía en el movimiento.

CONTACTAR

Heiwa Dojo

 

C/Bernabe del campo la torre, 38. Elche, Alicante

Teléfono:  654.163.213        617.179.723

​e-mail: info@heiwa.es

 
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now