Hablemos

y juntos

pongamos 

manos a la obra

El Plan -
Mejora tus hábitos  con la fórmula 
Z1.jpg

El 80% de los alimentos disponibles no son aptos para personas celíacas

Alimentos sin gluten en una tienda especializada.

 Una enfermedad que afecta a más de 4.000 españoles al año,aunque las dificultades diagnósticas y cierto desconocimiento de la enfermedad podrían elevar esa cifra más. Con motivo de esta celebración la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) señaló ayer en un comunicado que España cuenta con una industria pionera mundial en la fabricación de productos especiales seguros para los celíacos y varios cientos de empresas comprometidas en la elaboración de alimentos sin gluten. Aún así, matizaron que el 80% de los productos elaborados que encontramos en las estanterías de los supermercados no son aptos o no ofrecen garantías de seguridad para su consumo por celíacos.

Al tratarse de una alimentación especial, la vida social del celíaco se encuentra restringida a unos pocos locales de restauración que ofrecen menú apto para celíacos, y es frecuente que el celíaco salga de casa con su comida preparada.

Por ello, las personas celíacas piden una mayor implicación en la resolución de los problemas relativos a la seguridad alimentaria y al etiquetado de todos los productos que consumimos; la inclusión de productos específicos sin gluten en las prestaciones sanitarias españolas, para proteger la salud de los celíacos al igual que se protege la salud del resto de ciudadanos españoles; así como campañas de información a la población general sobre la enfermedad celiaca.

Además, exigen una mayor implicación en el diagnóstico y seguimiento del enfermo celíaco en Atención Primaria y especializada; la obligatoriedad de incluir menús aptos para celíacos al menos en comedores y cafeterías de los organismos públicos, centros escolares, universidades, hospitales, estaciones, aeropuertos y la recomendación de incluir dichos menús en todos los establecimientos de restauración; y fomentar la investigación analítica y clínica.

Por otro lado, la víspera de esta jornada también sirvió para el anuncio de algunos hallazgos científicos que podrían ayudar a mejorar el abordaje de esta patología. Un equipo dirigido por la investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Yolanda Sanz ha demostrado por primera vez la relación entre la microflora intestinal y la enfermedad celíaca, una dolencia de carácter autoinmune que provoca intolerancia al gluten. El hallazgo sienta las bases para el desarrollo de futuras estrategias de intervención nutricional que contribuyan a restablecer el equilibro intestinal del paciente celíaco y a mejorar poco a poco su calidad de vida.

Cinco hábitos saludables evitarían un cuarto de los cánceres intestinales

Realizar actividad física frecuente, vigilar el perímetro abdominal, beber alcohol con moderación, no fumar y mantener una dieta sana son las reglas de oro.

Las recomendaciones aconsejan realizar al menos 30 minutos de ejercicio al día.

Casi una cuarta parte de los casos de cáncer colorrectal podrían evitarse si las personas siguieran los consejos sobre un estilo de vida saludable en cinco aspectos, que incluyen la dieta y el ejercicio, según un estudio del Instituto de Epidemiología del Cáncer en Dinamarca que se publica en la edición digital de la revista British Medical Journal. Los investigadores descubrieron que quienes seguían las recomendaciones sobre actividad física, circunferencia de cintura, tabaquismo, alcohol y dieta podían reducir el riesgo de desarrollar cáncer intestinal hasta en un 23%.

Los autores de la investigación querían estudiar el vínculo entre seguir un estilo de vida saludable y el riesgo de cáncer intestinal en personas de mediana edad y descubrir la proporción de casos del cáncer que podrían estar asociados con la falta de seguimiento de estos consejos. El estudio reunió datos de 55.487 hombres y mujeres de entre 50 y 64 años, ya que este cáncer es raro entre personas de menos de 40 años, que no habían sido diagnosticadas antes con la enfermedad. Estas personas fueron investigadas durante casi 10 años hasta 2006.

Todos los participantes rellenaron un cuestionario sobre estilo de vida que incluía cuestiones sobre factores sociales, estado de salud, factores reproductivos y hábitos así como aspectos de la frecuencia alimentaria desarrollados todos para evaluar el consumo medio durante 12 meses. Los investigadores crearon un índice de estilo de vida saludable utilizando recomendaciones de salud pública internacionales procedentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Mundial de Investigación del Cáncer y las Recomendaciones de Nutrición Nórdicas. Estas recomendaciones internacionales incluían estar físicamente activos durante al menos 30 minutos al día, no tomar más de 7 bebidas alcohólicas a la semana en el caso de mujeres y 14 en el de hombres, no fumar, tener una circunferencia de cintura menor de 88 en mujeres y 102 en hombres y consumir una dieta sana. Durante el periodo de seguimiento 678 personas fueron diagnosticadas con cáncer intestinal. Tras examinar cómo los participantes seguían estas 5 indicaciones de estilo de vida, los investigadores calcularon que si todos los participantes, salvos los más saludables, hubieran seguido incluso sólo una de las recomendaciones, hubiera sido posible evitar el 13 por ciento de los casos de cáncer. Si todos los participantes hubieran seguido las cinco recomendaciones ascendería al 23 por ciento el total de casos evitables. Los investigadores concluyen que su estudio revela la utilidad del mensaje de salud pública de que incluso pequeños cambios en el estilo de vida pueden tener un gran impacto sobre el riesgo de cáncer colorrectal.

Empieza una vida saludable HOY