La etapa adulta es, obviamente, la más larga de la vida y, por lo tanto, es en la que con mayor probabilidad, se nos pueden presentar mayor número de  momentos de bienestar y sufrimiento, llegando  algunos de los cuales a convertirse en un trastorno o problemática grave, provocando con ello un gran deterioro de nuestra felicidad y creando un riesgo de convertirse en crónicos.

En el Gabinete de Psicología Eobana García trabajamos las problemáticas y trastornos psicológicos más importantes y característicos de la psicología.

Para nosotros es fundamental minimizar, mejorar o prevenir dificultades y trastornos emocionales, para que así nuestro paciente recupere el control sobre su vida y sus circunstancias.

Realizamos una  evaluación y establecemos el  tratamiento psicológico de acuerdo con los criterios y recomendaciones del profesional. Suelen ser sesiones semanales o quincenales.

Tratamientos específicos de Psicología en adultos:

  • Estrés

  • Trastornos por Ansiedad

  • Obsesiones

  • Depresión

  • Desilusión, apatía, desmotivación.

  • Trastorno obsesivo compulsivo

  • Adicciones

  • Trastorno de la personalidad

  • Fobias (hablar en público, volar, animales,...)

  • Fobia social (timidez)

  • Problemas de Autoestima

  • Trastornos de la Alimentación (anorexia, bulimia, atracones)

  • Trastornos del Sueño

  • Ataques de Pánico

  • Hipocondría

_________________

 

ADULTOS

HABILIDADES SOCIALES

Las relaciones sociales juegan un papel decisivo en el desarrollo de la sociedad y también en el estado de bienestar del individuo, siendo un elemento clave en el proceso de maduración de la persona. Las consecuencias de las dificultades para relacionarnos socialmente pueden ser devastadoras pudiendo provocar inhibición social, aislamiento, inseguridad, ansiedad, depresión y baja autoestima.

 

Existe la creencia bastante generalizada de que las conductas sociales son innatas, así la simpatía o el éxito social se atribuyen con frecuencia al “carisma” o “a ser más lanzado” entendido cómo características que posee el individuo. Sin embargo, este tipo de creencias no se corresponden con la realidad ya que las conductas sociales y la asertividad se adquieren a través de la experiencia en un proceso de aprendizaje. Cuando practicamos determinadas habilidades sociales y obtenemos éxito social, tenderemos a utilizarlas en el futuro y adquiriremos más práctica en ellas.

 

Encontramos con frecuencia, personas que han aprendido a comportarse de un modo agresivo o sumiso y estas conductas influyen notablemente en la calidad de sus relaciones sociales, en su autoestima y en el grado de satisfacción que obtienen. Presentan un déficit de asertividad por lo que no son capaces de defender sus derechos de una forma adecuada disminuyendo, de ese modo las probabilidades de conseguir éxito social.

 

Algunas de las Habilidades Sociales más habituales que se aprenden en consulta son:

 

 

  • Compartir

  • Decir y aceptar agradecimientos

  • Autocontrol

  • Entrevistas de trabajo

  • Expresar opiniones personales

  • Disculparse

  • Aprender a decir NO

  • Hablar en público

  • Hacer peticiones

  • Iniciar y mantener conversaciones

  • Defender los propios derechos

  • Como afrontar y hacer criticas

  • Aceptar una negativa, etc.

 

 

 

_________________

 

PROCESOS DE DUELO

Duelo es Ana, con 37 años ha de pensar en cómo sacar adelante a sus hijos.

Duelo es la cólera de Juan, tan desconcertado por la incertidumbre y la confusión que explota con la primera persona que encuentra.

Duelo es María, esa anciana que va al funeral de un desconocido y en el cementerio llora por sí misma, por cuándo llegará su día para el que nadie la está ayudando a prepararse.

Duelo es Isabel, va todos los días al cementerio a compartir el silencio con su hijo antes de comenzar las tareas cotidianas.

Duelo es el vacío que sientes cuando estás solo a la mesa después de haber comido, durante años, con otro.

Duelo es acostumbrarse a ir a la cama sin dar las buenas noches a quien ya no existe.

Duelo es desear que las cosas fueran distintas pero saber que no lo son, ni volverán a serlo.

 

La biografía de toda persona, hombre o mujer, joven o maduro está sembrada de una sucesión de pérdidas y separaciones, y de entre todas las pérdidas y separaciones que podríamos enumerar, la que indudablemente es más temida, tanto si concierne a uno mismo como a alguien cercano, es la de la muerte física.

La muerte en nuestro ámbito cultural es una realidad en gran manera tabú, negada o confinada en las paredes del hospital o del tanatorio, pero… no deja de ser una realidad casi excesivamente familiar por la frecuencia y evidencia con la que se presenta en nuestro entorno o salta como noticia en los medios de comunicación.

 

Cuando se pierde a un ser querido nos planteamos muchas preguntas y vamos entendiendo los ciclos de la vida, inevitablemente aceptamos que las cosas ocurren independientemente de lo que nosotros deseábamos o esperábamos.

Cuando ocurre una muerte cercana a nosotros, las ideas que tenemos de inmortalidad, de justicia, y en si misma de la vida, pueden verse trastocadas profundamente.

El duelo afecta a muchas facetas de la persona, al pensamiento, a las emociones, a nivel fisiológico, conductual, etc. Es una reacción natural, de todo el organismo, ante la pérdida, o la percepción de ella,  de alguien importante para nosotros.

 

El trabajo en duelo es aceptar el dolor de la pérdida como algo normal, no patológico.

"Lo que pensamos de la muerte sólo tiene importancia por lo que la muerte nos hace pensar de la vida." (Charles de Gaulle)

 

_________________

 

PSICOLOGIA DE LA SALUD

En la actualidad, son las Enfermedades Crónicas, como las enfermedades cardiovasculares o el cáncer, las principales causas de muerte. Y estas son enfermedades que están relacionadas con los comportamientos de las personas, como fumar, abusar del alcohol, alimentación inadecuada, falta de ejercicio o falta de capacidad para manejar el estrés. Es decir, en su aparición, mantenimiento o agravamiento, influyen otros muchos factores, como las emociones, los pensamientos, el estrés, el comportamiento, el apoyo familiar o incluso la influencia de la sociedad en la que vives.

Entonces, cuando intervenimos en el comportamiento de las personas para que cambien de manera que mejore su salud, estamos haciendo Psicología De La Salud.

Cuando una persona sufre un infarto, la intervención psicológica puede ayudar a que se recupere mejor y con más rapidez. Los diabéticos también se benefician de este tipo de intervenciones, porque para controlar la diabetes necesitan controlar su comportamiento, alimentación, estilo de vida, así como saber manejar el estrés y emociones negativas que puedan llevarles, por ejemplo, a controlar peor su alimentación (por sentirse mal, estar deprimidos, etc.)

Si tienes una enfermedad que la medicina no logra curar, es posible que estén interviniendo factores psicológicos que necesitas aprender a controlar.

Es decir, un psicólogo, no solo va a ayudarte a superar problemas psicológicos, sino que puede ayudarte también en casos de enfermedad física crónica.

 

 

El Dolor Crónico es una de las condiciones peores a las que se tiene que enfrentar una persona

Este tipo de dolor crónico llega a hacer que las personas se planteen el para qué y el por qué de la vida. Normalmente tenemos la experiencia de que el dolor es pasajero y controlable; pero cuando aparece un dolor resistente, que no se pasa, nuestra concepción del mundo se tambalea. Surge entonces la necesidad de construir una nueva en la que tenga sentido la existencia de un dolor que no se puede evitar y en la que podamos dar cabida a:

  • Sensaciones corporales incontrolables.

  • Limitaciones en la capacidad corporal.

  • Pérdida de contacto social.

  • Problemas laborales que pueden incluir incertidumbre económica, etc.

La labor del psicólogo se centra en trabajar terapéuticamente todos estos aspectos del dolor para mejorarlo y hacerlo más soportable.

 

_________________

 

COACHING

El Coaching profesional es un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial mediante un gran conjunto de herramientas que ayudan a cubrir el vacío existente entre donde una persona está ahora y donde se desea estar.

En la relación de Coaching el coach ayuda al desarrollo personal elevando la conciencia, generando responsabilidad y construyendo auto confianza.

Es el arte para que la personas consigan lo mejor de sí mismas en todo aquello que deseen, mediante una relación continuada, se requiere un alto nivel de entrega y energía por ambas partes, pero bien es cierto que el trabajo duro proporciona grandes satisfacciones.

 

El Coaching es una disciplina nueva que nos acerca al logro de objetivos permitiéndonos desarrollarnos personal y profesionalmente, te ayuda a pensar diferente, a mejorar las comunicaciones que mantienes y a profundizar en ti mismo.

 

¿Coaching Para Quien y Para Qué?

 

Para Quien…

Al que tenga una meta o un objetivo sin concretar.

Al que esté abierto a la transformación y el crecimiento personal y profesional.

Al que esté buscando una oportunidad para cambiar su futuro.

Al que esté frenado en algún área de su vida.

Al que quiera encontrar el propósito en su vida y sentido a lo que hace.

Al que esté dispuesto a apostar a sí mismo, al que quiera más y mejor.

Al que alguna de estas preguntas le haga considerar que donde está ahora o lo que está haciendo no es suficiente en la vida:

  • ¿Disfrutas con lo que haces?

  • ¿Te entusiasma tu futuro?

  • ¿Esta es la vida que elegirías?

  • ¿Le encuentras sentido a lo que haces?

  • ¿Eres feliz con tus relaciones?

  • ¿Aprovechas tu tiempo libre?

 

Para Que…

Poder disfrutar con lo que haces.

Encontrar la vida que tú realmente quieres vivir.

Cambiar de trabajo.

Elegir estudios a cursar.

Mejorar relaciones sociales y sentimentales.

Encontrar el propósito en la vida.

Alcanzar metas y objetivos pendientes.

Empezar un proyecto empresarial.

Mejorar aspectos de la empresa.

Mejorar en tu profesión.

Luchar por un ascenso en el trabajo.

Estar satisfecho en tu viaje por la vida.

Explotar todo ese talento que llevas dentro de ti.

Alcanzar esas metas deportivas que se resisten.

Mejorar tus finanzas y tu relación con el dinero.

Organizar mejor tú tiempo.

Superar limitaciones personales.

Para todo aquel que quiera más y mejor.